viernes, 27 de septiembre de 2019

Discurso pronunciado por Thomas Bernhard el 22 de marzo de 1968 en ocasión de la entrega del Premio Nacional Austríaco



Señor Ministro
Vosotros los aquí presentes

No hay nada que exaltar, nada que condenar, nada que acusar, pero hay muchas cosas rislbles; todo es risible cuando se piensa en la muerte.
Se atraviesa la vida, se reciben impresiones, no se reciben impresiones, se atraviesa la escena, todo es intercambiable, se recibe una formación más o menos buena en la tienda de accesorios: ¡qué error! Se comprende, un pueblo que no sospecha de nada, un hermoso pais - padres muertos o conscientemente sin conciencia, hombres con la simplicidad y la bajeza, la pobreza de sus necesidades.

Todo es prehistoria altamente filosófica e insoportable. Los siglos son pobres de espiritu, lo demoniaco en nosotros es la prisión perpetua del pais de los padres donde los componentes de la tonteria y de la brutalidad más intransigente se han hecho necesidad cotidiana. El Estado es una estructura condenada permanentemente al fracaso, el pueblo una estructura condenada sin cesar a la infamia y a la flaqueza de espiritu. La vida es desesperación en que se apoyan las filosofias, en las que todo, finalmente, es prometido a la demencia.

Somos austriacos, somos apáticos; somos la vida, la vida como indiferencia a la vida, vulgarmente compartida; somos, en el proceso de la naturaleza, la locura de grandezas, el sentido de la locura de grandeza como porvenir.

No tenemos nada que decir, sino que somos lamentables, que hemos sucumbido por imaginación a una monotonia fllosófica-económica mecánica.

instrumentos de la decadencia, criaturas de la agonia, todo es claro para nosotros, no comprendemos nada. Poblamos un traumatismo, tenemos miedo, tenemos mucho derecho a tener miedo, vemos ya, por más que indistintamente, en último término, los gigantes de la angustia.
Lo que pensamos ha sido ya pensado, lo que sentimos es caótico, lo que somos es oscuro.

No tenemos que tener verguenza, pero no somos nada tampoco y no merecemos sino el caos.
Agradezco, en nombre personal y en el de aquellos a quienes se distingue hoy conrnigo, a este jurado y muy especialmente a todos los aqui presentes.

UN HORRIBLE VACIO

No puedo explicarle ahora mi vida, ni lo que soy. No, eso no se puede hacer. Necesitaría tres mil páginas y posiblemente se me olvidarían aún las cosas importantes, que se me ocurrirían luego. Para eso haría falta otro volumen complementario. Lo esencial se me olvidaría en esas tres mil páginas, y en mi lecho de muerte diría: ¡Santo Cielo!, ahora veo lo más importante de todo, ahora, al mirar desde un lecho de muerte, eso lo explicaría todo de otra manera, no tiene ningún sentido.

Hay que llegar a todo por sí mismo. Uno no tiene ninguna tarea ni nada parecido. Tareas sólo tienen los colegiales y los que obedecen a sus maestros.

Y entonces pierdo de algún modo las ganas, porque no tengo ya nada que hacer, eso es lo idiota. Por eso he tenido que tener siempre una compensación y hacer algo, aunque fuera absurdo. Pero da igual. Como las mujeres, que tienen que sacudir incansablemente alfombras para tranquilizarse y poder freír sus tortillas. Todo ser humano se busca algo parecido. De algún modo siento un —¿cómo se llama ese famoso vacío?—, un horrible vacío, desde hace un año. ¿Qué puedo hacer ahora? No me interesa ya nada. Pero bueno, siempre ocurre algo, aunque sea una desesperación pura, algo llega siempre. Y entonces lo explotaré otra vez. Porque la vida es una explotación. Y uno se precipita sobre lo que sea, otra persona o uno mismo, no sé. Todo eso no conduce a nada.
Eso me recuerda dónde estuve ayer, en casa de un campesino, que me contó que un tabernero, al que yo también conocía, había muerto de pronto, aunque podía preverse desde hacía un año, pero sin embargo, de pronto, tenía un pie totalmente podrido, y desde luego hubo mucha gente en su entierro, y uno de ellos, ex carnicero y posadero, que había sido anteriormente oficial de carnicero pero tenía ya más de sesenta años, tuvo que llevar una cruz, de dos metros, enormemente pesada.

Eso me recuerda dónde estuve ayer, en casa de un campesino, que me contó que un tabernero, al que yo también conocía, había muerto de pronto, aunque podía preverse desde hacía un año, pero sin embargo, de pronto, tenía un pie totalmente podrido, y desde luego hubo mucha gente en su entierro, y uno de ellos, ex carnicero y posadero, que había sido anteriormente oficial de carnicero pero tenía ya más de sesenta años, tuvo que llevar una cruz, de dos metros, enormemente pesada... siempre tienen, cuando llevan algo así, una especie de soporte de cuero, donde va metida la cruz. Y sólo hace falta sujetarla, pero no cargarla. Sin embargo, no encontraron el soporte y el hombre tuvo que llevar la cruz durante dos horas, y le pusieron encima además una corona, y entonces él se derrumbó y ahora estaba en cama, también listo. Ahora me acuerdo.

Thomas Bernhard


sábado, 14 de septiembre de 2019

A plazo fijo.




1.
Si de veras pudiese saber
que me espera viviendo esta vida,
aterrado podría ceder,
sin dolor, ni temer la caída.

2.
Mas no en vano ignoramos venir
lo que a todos nos llega seguro,
pues es cosa muy cierta : hay que ir
a la nada en un tris, que da apuro.

3.
A quien diga no querer pensar,
llegará lo que llegue, pues toca.
Mientras, puede tranquilo pasar
cotidiano el suceso que aboca.

4.
Yo no puedo dejar de sufrir
por mi plazo vivido en pasado,
y calculo en un vano medir
lo que queda hasta haber acabado.

5.
Lucidez bastante me sobra,
si quisiese vivir 'en la luna'.
Preferible es finar la obra,
sin por ello esperar más fortuna.

@fga51


miércoles, 11 de septiembre de 2019

Idoúbeda / Idúbeda: Tierra agreste.



Idúbeda o Idoúbeda es el nombre que dio Estrabón a lo que más tarde se llamaría Sistema Ibérico. La Idoúbeda se extiende por las provincias de Soria, Guadalajara, Cuenca y Teruel.
Se trata de una tierra agreste entre los fértiles valles del Ebro, el Duero, el Tajo y los ríos de Levante.

En euskera :

▪︎idor
seco, árido, adusto
áspero, rígido, riguroso
severo, insensible
tierra firme

▪︎ubeda
< [*ur bi heda]
= (ubeda)
•agua dos sentidos
•agua camino
•río
Como Ubidea que es sinónimo :
[*is bi heda]
> *isbieda
> *isbide / *isbadi > *isbari
= (ibai)
•camino del agua
•rio

▪︎Idoúbeda
[*idor ken > ge ubeda]
(•tierra árida sin rios)
> *idogubeda
> *idohubeda
= Idoúbeda / Idúbeda

En las Tierras Altas de Soria en la Sierra de Oncala los arqueólogos han excavado a lo largo de 10 años los oppida prerromanos de la antigua Idóubeda de Estrabón.
el proyecto se llama
IDOÚBEDA - OROS.

Entre otros muchos hallazgos han sido encontradas lápidas del siglo I-II d.C.: son 44 y en 12 de ellas hay nombres y onomástica vascona o protovasca.

En Soria en la Sierra de Oncala, hay rios de montaña como el Cidacos y el Linares que desembocan en el Ebro, cerca de Calahorra (Calagurris, ciudad vascona prerromana) y el pastoreo de esos montes de Soria de duro invierno se hacía por trashumancia verano-invierno entre la sierra y el valle del Ebro.
Es la ribera derecha del Ebro, al sur de la zona Calahorra-Cascante,
zona de contacto vascón-ibero-celta.

El euskera llegó hasta la Sierra de la Demanda. No es de extrañar, cuando allí se encuentran los Picos de Ur-bi-on, y la colina sobre la que se asentaba la gloriosa y casi mítica ciudad arévaca de Numancia, que tanta vergüenza causó a Roma en su guerra contra ella, se llama Garrai.

Lo mismo ocurrió en la Rioja y en la Bureba, donde surgió el condado de Castilla el siglo X en suelo del Reino de Pamplona (el Reino no se llamó de Navarra hasta el siglo XII):
la Bardulia Altomedieval.

(Véanse obras recientes de Eduardo Aznar y Eduardo Alfaro a este respecto, sobre el euskera en La Rioja y Soria respectivamente).

Hoy en día, está constatada la presencia del euskera protovasco desde el Garona (Akitania) hasta la Sierra de la Demanda (o Sierra de Arandio, ¡casi como Erandio!) y Cameros en el Sistema Ibérico, y desde Laredo en la actual Cantabria hasta el Pirineo Catalán, incluído (Ilerda).

Con las repoblaciones de la reconquista medieval, las personas y los nombres se movieron por doquier.

@fga51




domingo, 8 de septiembre de 2019

Principios para pensar y discernir.



1.
Correlación no es sinónimo de causalidad.
2.
Aleatoriedad no es sinónimo de Libertad.
3.
Capacidad de Elección Limitada no es sinónimo de Libre Albedrío.
4.
El Poder no es la Razón.
5.
La Autoridad no es la Ciencia.
6.
La Ciencia es la Razon demostrada po una Prueba Empírica.
7.
La Ciencia es Revisable si hay Demostracion de Error.
8
La Filosofia es la Razon en acción.
9.
La única Logica Pura es la Matematica.
10.
La Realidad no es Única, sus múltiples Aspectos requieren múltiples Observadores.
11.
La alta Probabilidad no es la Certeza.
12.
La Ley no es la Justicia.
13.
La Razón no es la Lógica.
14.
La Razón es el Pensamiento, pero el Pensamiento no es sólo la Razon.
15.
Las Emociones y los Sentimientos son tan Humanos como la Razón, e influyen en el Pensamiento.
16.
El Lenguaje es Pensamiento, y viceversa.
17.
El Homo Sapiens es Corporalidad, Emocionalidad y Lenguaje-Pensamiento.
18.
El Pensamiento es Lenguaje que genera Razón y es afectado por los Sentimientos, las Emociónes y la Corporalidad.
19.
La Vida es la Bioquimica de la Materia.
20.
El Humano es Materia Pensante Consciente : Universo que se observa a sí mismo.
21.
La Ética es Filosofia Moral : los usos y las costumbres.
22.
Lo Bueno y lo Malo son Constructos Sociales; quizás Algunos son Innatos por Evolucion Genética.
23.
Los Prejuicios y los Juicios de Valor son subjetivos : colectivo-sociales o personal-individuales.
24.
El Tiempo no arregla nada; pero en su transcurso las cosas y los seres cambian, se modifican, se alteran, se deterioran progresivamente, se van destruyendo, hasta llegar a aniquilarse y pasar a la nada.

@fga51